Agrupación de viento para la iglesia

La música sacra ha estado íntimamente relacionada con los instrumentos, principalmente aquellos que son delicados y suaves como los de viento, así como las flautas, los oboes y los clarinetes, que acompañan las tiernas voces de los coros.

La práctica feligrés de incorporar agrupaciones musicales en sus coros viene del siglo XV, tanto para celebrar los oficios dentro del templo como para acompañar procesiones religiosas, hoy en día agrupaciones similares suelen tocar en Iglesias para eventos religiosos tales como bodas, bautizos, comuniones e incluso funerales.

Entre los instrumentos de viento antiguos usados en las capillas cristianas estaban la corneta, hecha de madera, con una forma curva, o de marfil con una forma recta que podían ejecutar una gran gama de voces y se decía que era el instrumento que mejor imitaba la voz humana, también se encontraba el Sabuche, o tuba de los romanos, hecha de metal para producir sonidos muy ceremoniosos en tonos bajos, la Chirimia por otro lado con una estructura bastante similar a la flauta pero más larga, producía sonidos más altos y el Orlo y el Bajón o Fagot de la época, evocaban las notas tenores.

Hoy en día es muy común encontrar estos instrumentos pero se mantiene la tradición de usar los instrumentos de viento en las misas cristianas, evangélicas y católicas, sobretodo en Hispanoamérica, Italia y España.

 

Las agrupaciones especializadas en música instrumental de viento, ofrecen su talento para tocar en eventos religiosos, las melodías evocadas por dichos instrumentos suele ser la más emotiva y gloriosa, los ritmos suaves y alborozados se tocan en bautizos y comuniones, los alegres y sentimentales en las bodas, con tonos altos y puros, mientras que para funerales y procesiones reinan las tonalidades bajas, tristes y sufridas.

 

Algunas bandas y coros colegiales también difunden su talento en iglesias cercanas para demostrar el resultado de sus prácticas, llevando no solo un coro de voces infantiles, sino el encuentro de grupos de viento, cuerda y otros instrumentos especiales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *